miércoles, 20 de febrero de 2008

Mataró existe, al contrario que Teruel

Antes de ayer por la tarde se supo públicamente lo que ya publicamos hace unos días en el Blog, al Sr. Cernuda le han pillado con el carrito de los helados y después de publicarse aquí, parece ser que los acontecimientos se han precipitado.

En este Blog se publicó el pasado miércoles, día 13 un avance y el jueves, día 14 ya se podían ver más datos concretos y concisos, no quiero suponer que al verlo o cuando alguien se lo chivó el intendente mayor pensó, ya se empieza a saber y por lo tanto tendré que decírselo a mi jefe ya que parece que mucha gente lo sabe.

Segundo error, el primero está claro cual es, tarda un mes en comunicarlo cuando ya la cosa empieza a saltar los muros de la jefatura y a escamparse por la ciudad. Cuando la cosa se pone complicada es cuando el señor lo notifica y no antes. No es que pasaran cuatro o cinco días, es que ya rondaba los 30, solo este hecho es querer esconder una actuación que aunque “privada” como intentan enmarcarlo, su sueldo y su cargo son de dedicación completa y por tanto al igual que fuera de servicio pueden detener y sancionar, considero que la raya que delimita lo privado de lo profesional en ciertas profesiones no existe.

La legislación a la que están sometidos lo dice bien claro: Ley 16/1991, de 10 de julio, de las Policías Locales.

Artículo 10

Cuarto. En cuanto a la dedicación profesional, los policías locales deben llevar a cabo sus funciones con total dedicación, debiendo intervenir siempre, en cualquier momento y lugar, se hallen o no de servicio, en defensa de la Ley y de la seguridad ciudadana.

Artículo 48

Embriagarse o consumir drogas tóxicas, estupefacientes o sustancias psicotrópicas durante el servicio o habitualmente, así como negarse, en situación de anormalidad física o psíquica evidente, a las pertinentes comprobaciones técnicas.

Según es vox-populi parece que lo de consumo HABITUAL en este caso es desde hace años y años por no decir décadas, siendo algo que traspasa la rumorología para haberse asentado como algo cotidiano.

El Sr. Cernuda o sus muchachos han abierto expedientes sancionadores por algo tan sibilino como el no notificar a la superioridad asuntos importantes del servicio, puede pasar que un agente piense que algo no es importante y la superioridad le sancione ya que cuando tiene conocimiento del hecho esta considere que si era importante que se hubiese comunicado. Esto suena a patente de corso para sancionar a discreción sin mas causa justificada que el que alguien considere que por ejemplo haber parado al padre de uno de los mandos y no comunicarlo es suficiente para empapelarlo, este es un hecho real. Alguien tuvo las agallas o el desconocimiento de sancionar al padre de uno de los jefazos y posteriormente no recuerdo si fue sancionado con dos o tres días de empleo y sueldo por no se que motivo, aunque lo supongo.

Puede entrar la no notificación en 30 dias de un hecho tan grave como el que nos ocupa en los parámetros que ellos mismos aplican a sus subordinados. Puede ser sancionado el jefazo por tardar 30 dias en comunicarlo a sus superiores una actuación de este tipo. Evidentemente la respuesta es si, a no ser que el Sr. Cernuda crea que dentro del gran cortijo hay cortijillos mas pequeños que son gestionados por su máxima autoridad y esta como conoce la situación, le han pillado a el mismo, no considera necesario notificarlo, solo y exclusivamente lo hace cuando es sacado a la luz publica por los pringados esos de cabezones, no lo olvidemos. Un día de estos contare como empezó a mosquearse la peña de que algo pasaba con el que autodenomina Morgan.

A mi lo que me produce mucha gracia, por no decir pena, es que Mataró siempre salga en las noticias a nivel nacional por hechos desgraciados. Una ciudad de más de 120.000 habitantes sale en la prensa y televisiones estatales porque se encuentra a un Sr. muerto en el depósito, por violencia de género, por la legionela y otros asuntillos de carácter trágico.

El Sr. Alcalde tiene en su mano la jubilación de una persona intolerante, dictatorial, vengativa, prepotente y otros adjetivos. El Sr. Baron tiene en bandeja de plata la cabeza de alguien que hace muchos años no debería haber campado a sus anchas por la ciudad.

1 comentarios:

TIRANDO A DAR dijo...

El Sr. Cernuda, si le han quitado el carnet de conducir, como tanta gente tendrá que ir a pie, por caminos y veredas adonde del polvo roro quedara una estela, por del polvo blanca de sus juergas, bien poco, en el aire queda.