viernes, 1 de febrero de 2008

El Periodismo Local

En varios asuntos que afectan al Govern Municipal, hemos visto como alguna Prensa Local, ha intentado minimizar los sucesos e informaciones de tal forma, que la opinión pública como mínimo, obtenga una versión sesgada y aderezada de algunos acontecimientos. El que tenga dudas o lo niegue, que se de una vuelta por este Blog en donde hay ejemplos de esta situación, como para pensarlo un poquito.



El periodismo es ya, una pena de profesión y de hecho, irán al infierno la mayoría de periodistas. En esta opinión, me limito al ámbito local pero donde indico el Logo de un partido determinado, se pueden poner de diversas formaciones políticas en relación a la Ciudad, territorio, País, etc. Lamentable la politización de los medios, por parte de los Partidos. La falta de independencia real de estos medios y su función social convirtiendo el cuarto poder, en una correa de transmisión, de según que opciones políticas, a las que hay que defender a toda costa aún, en detrimento del derecho a la información de los Ciudadanos y lo más grave, faltando en ocasiones a la verdad u ocultando algunas cuestiones.

* Basado en una viñeta encontrada en la Red.

Napoleón Bonaparte (apodado en su tiempo por: “El petit Cabró”).

4 comentarios:

Anónimo dijo...

que estupidez de post

Napoleón Bonaparte dijo...

Es verdad, lo siento. Cuando tenga tiempo, lo retiro del Blog. Gracias por avisar. De todas formas, dale recuerdos a Yupi, sí, el de los Mundos de Yupi en el que vives.

Un saludo

sylvia dijo...

Contrariamente al comentario de fecha 2/02/08, el artículo es, en mi opinión, tan agudo como procedente respecto a la praxis habitual en el periodismo de nuestros días.
Cuando yo era pequeña, el más cómodo, en cuanto a formato, de los diarios de entonces era el "ABC", con independencia de que se estuviera de acuerdo o no con lo que se escribía en él.
Mi padre, intelectual y ex abnegado combatiente republicano, lo compraba habitualmente por el simple motivo que los otros periódicos que había en tiempos de Don Claudillo eran igual de perversos o, incluso, más.
Siempre le escuché comentar lo siguiente: "Este periódico, de formato comodísimo es, como los demás,de lo más malévolo, pero todo está escrito tanta claridad que basta con que lo leas al revés para que puedas interpretar lo que realmente está sucediendo en España y en el extranjero..."

Tardé muchos años en recoger el verdadero significado de esas palabras. Años después ya lo ví con claridad: No hay peor enemigo que el que no muestra su rostro y que, por lo tanto, recurre a los antifaces que estén en ese momento disponibles en el mercado.

Hacedme caso, en estos tiempos de maquiavelismo que corren(distintos a los de Don Claudillo,pero no por eso idílicos...) para saber más o menos por donde van los tiros, hay que aprender a leer la prensa al revés y, además, del revés.
De lo contrario, terminaremos actuando por inercia, como se pretende "desde arriba".
Un ejemplo:
10 millones o más de borregos el día 9 de Marzo, con un papelito en la mano, entre las 2 únicos que, al parecer, se pueden elegir ahora, pues los demás, por lo visto, están destinados a convertirse en papel recicable.

Un abrazo Bonaparte. Yo también amo, en el pleno sentido de la palabra, al Emperador. Quizá sea la "última de Filipinas..."

Sylvia

Napoleón Bonaparte dijo...

Sylvia, tienes toda la razón. Tengo un amigo que lee el ABC, y recuerdo un día cuando en su casa, me lo dejó ojear y me decía: Y las grapas, a ver mira que práctico y movía el periódico para demostrar que no se soltaban las páginas y me comentaba, hazlo con el tuyo, anda.

Yo me partía de risa. El tio, vendía aquello, como el invento del siglo.Y la verdad, practico era. Lo he comprado infinidad de veces, hace años los domingos junto con otros. Me aficioné a algún articulista, no por lo que decía sino, por como lo decía. Han habido buenas plumas siempre. Otra cosa es estar de acuerdo.

Sobre lo que comentas, ya ves, incluso en el ámbito local, ocurre. Es una pena ver como se silencian noticias o se aderezan, según a quien perjudique.

Un saludo